>EL JEFE DE MI ESPOSA VII

>EDUARDO Se cumplió un año desde que empecé a compartir a mi esposa y a veces me pregunto si de verdad lo vi venir o fue el destino quien me condujo a esto
Pasaba el mes de septiembre y mi esposa no pudo dejar pasar la idea de que en este mes cumplió un año desde que “salió” con su jefe y pues yo pensé que ya cumplí un año de tener mis cuernos y mantener una relación con una esposa que me es infiel con mi conocimiento y aun así la sigo amando.

Ahora la diferencia es que ya no tiene un amante de planta; si no dos, haciendo un repaso a su historia mi esposa me contaba ‘¿te acuerdas que por estos días empecé a salir con Don David?’ ‘si –contesté- ya lo había pensado, la verdad es que nunca imaginé que pasara algo así en nuestra vida’ ‘ni yo –dijo ella- yo siempre veía a algunos hombres que me gustaban pero nunca te decía que me gustaban, menos pensar que algún día me acostaría con otro, haber ¿cuantos han sido?… fíjate que antes cuando me acosté por primera vez con Don David, como que me dio un poquito de pena incluso con Don Ricardo me dio pena que me viera desnuda y con el Sr. Christian me puse bien nerviosa por la situación’ ‘pero eso también te calentó –interrumpí- porque te gustó mucho que te hizo’

‘Ayayay si –continuó ella- con Alberto no me dio pena porque estaba bien borracha cuando lo hicimos y ni me acuerdo pero la verdad es que ya no siento pena cuando me desvisto delante de ellos’ ‘¿con quién te ha gustado más?’ ‘pues me encantaba hacerlo con don David, pero desde que lo hice con Alberto y Juanito, me gustó más así’ ‘de veras que estás enferma –dije yo- mira que acostarte con dos hombres al mismo tiempo, y ya llevas 5 en tu lista’ ‘ay si ahora te haces el digno –respondió ella- si a ti te encanta que te agarre de mi pendejito…

Diciendo esto me dio un besito en los labios, y además no son solo 5 por que también estás tú y antes de ti hubo otros 3 o sea que contigo ya van 9’ ‘si, pero los últimos 5 fueron en muy poco tiempo, ¿cuantos más crees que habrá?’ ‘huy, no sé, pero a veces siento como dices tú, que soy una enferma por haberme vuelto así’ ‘pues mira –dije yo- cachonda siempre has sido, solo que ahora eres más cachonda y lanzada’ ‘querrás decir que soy más puta’ ‘bueno, si’ ‘ah entonces si yo soy más puta tú eres más pendejo y te agarran de pendejo mis hombres’ terminando de decir esto me le aventé y la abracé con fuerza y la empecé a besar como loco mientras le decía ‘si mi amor, pero así te quiero aunque me seas infiel’

Enseguida la desnudé y la penetré, de más esta decir que me vine muy rápido, ella puso cara de molesta al tiempo que me reclamaba ‘ya ves, no me sirves ni para el comienzo’ entonces dándole un beso tierno le contesté ‘por eso hay otros que hacen ese trabajo por mi’ ‘si mi amor’ me dijo muy mimosa.

El siguiente fin de semana que salieron a bailar salieron solo el Sr. David, su novia en turno Gaby y mi esposa, al parecer de última hora alguien no pudo acompañarlos por lo que solo se fueron ellos tres, así estuvieron un rato entre copas y música en un bar muy conocido, Don David se alternaba para bailar con las dos así siguió la noche en un momento dado mientras bailaban Gaby y el Sr. David mi esposa pudo ver que se besaban en la pista, hecho que le causó un poco de celos, pero no pasó a mayores, incluso en ese momento mi esposa pensó que lo mejor era que se retirase en ese momento porque estaba haciendo mal tercio ya que el Sr. David prefería a Gaby.

En eso estaba cuando regresaron a la mesa y Gaby le dijo a mi esposa que ellos se iban a seguir a otro lado, mi esposa respondió ‘ok, yo ya me voy para mi casa’ ‘ay no seas mamona –dijo Gaby- vamos es temprano’ ‘anda –dijo el Sr. David- no te hagas del rogar, ¿que quieres que pasemos a comprar brandy o tequila?’ mi esposa se sintió un tanto obligada, ya que de verdad no quería ir porque se sentía incómoda en estar de más entre ellos pero accedió a ir ‘está bien pasamos por tequila –dijo mi esposa- pero yo pago’ el Sr. David se apresuró a contestar ‘me parece perfecto, aprovechando que te quieres lucir compras unas cervecitas también’

Así salieron del local y se dirigieron a un mini súper (ocho) de esos que están abiertos las 24 horas compraron lo necesario y se enfilaron al departamento, llegaron y abrieron algunas cervezas y Gaby puso música movida para bailar, entonces jaló de la mano al el Sr. David y comenzó a bailar de manera cachonda y se comenzaron a besar como queriéndose devorar el uno al otro, mi esposa que solo miraba sintió entre celos y excitación pero también deseos de irse para dejarlos moverse en libertad, cuando terminó la canción se fueron a sentar y empezaron a platicar de cosas del gimnasio, de pronto pasado un rato de plática sonó una canción que le gusta a el Sr. David y rápidamente jaló a mi esposa ‘ven vamos a bailar que estás muy callada’

Entonces él la abrazó y así estuvieron un rato, el se le acercaba demasiado, en un momento dado hasta hacerle sentir su miembro, de hecho mi esposa me cuenta que se sintió como la primera vez que salió con él, y es que ese efecto lo causó la presencia de Gaby quien también los miraba y los animaba lejos de ponerse celosa o algo les gritaba y los animaba, quizás el efecto de las cervezas aunadas a la temperatura de los dos se dieron un ligero beso, mismo que Gaby en forma de broma reprochó enseguida ‘órale cabrona, pues cuantas somos’ enseguida contestó el Sr. David ‘no seas celosa’ ‘ja, celosa yo mira y compara’ dijo mientras sentada se hacía de lado golpeándose la nalga entonces mi esposa se empezó a reír y le dijo dándose una nalgada y levantando con la otra mano sus tetas sobre la ropa…

‘Huy, si aquí también hay calidad’ ‘pues sí, -dijo Gaby- pero también hay que saberlo usar’ el Sr. David las veía divertido era como si se estuvieran peleando por él, como si quisieran disputárselo ‘pues a las pruebas me remito’ dijo mi esposa y enseguida le contestó Gaby ‘no, si se ve que eres bien putita’ entonces el Sr. David dijo ‘vamos a ver quien baila mejor, ¿les parece?’ dijo jalando a mi esposa de la cintura por lo que rápidamente se levantó Gaby y dijo ‘no, ni madres, primero yo’ ‘Ah, -dijo mi esposa- ya vez quien es la putita’ pero Gaby no le hizo mucho caso y se abrazó con el Sr. David entonces empezó a bailar con él de manera muy sensual, repagándole todo el cuerpo…

Le pasaba por su pecho duro sus senos blandos una y otra vez, después Gaby se volteó dándole la espalda y así le restregaba sus nalgas en su paquete, todo esto con movimiento de ritmo de la música que sonaba, Gaby tomó las manos de el Sr. David y las pasó por sus tetas para después voltearse de nuevo de frente a él y plantarle un beso muy caliente, entonces mi esposa intervino ‘ahora voy yo’ dijo jalando a Gaby quien al soltarse de él le pasó la mano por su miembro…

Mi esposa se acercó al Sr. David y él de inmediato la abrazó por la cintura pero mi esposa agarró sus manos y las bajó hasta sus nalgas para enseguida abrazarlo por la nuca y se empezó a mover muy cachonda, entonces mi esposa empezó a bajar y subir de manera rítmica y sin separarse de su cuerpo, restregándole su vagina en su miembro, así estuvo un par de minutos para después, igual que Gaby se volteó dándole la espalda a él y le empezó a restregar sus nalgas en su miembro.

Él por instinto subió sus manos hasta sus tetas y las empezó a sobar sobre la blusa, pero mi esposa tomó sus manos y las bajo y las puso por debajo de la blusa la invitación era clara y él la aceptó gustoso, empezó a sobar las tetas de mi esposa por debajo de la blusa y le jaló el sostén para hacer una mejor labor, mi esposa giró un poco su cabeza buscando los labios de su jefe y se besaron, así estuvieron un ratito, entonces fueron interrumpidos por Gaby…

‘Ya me toca a mi hazte a un lado putita’ entonces empujó a el Sr. David hacia un sillón y lo sentó en el, acto seguido ella le comenzó a bailar muy sensual y subía lentamente su falda para dejarle ver su tanga, Gaby tomó las manos del Sr. David y las puso en su tanguita invitándolo a que se la quitara, y así lo hizo acto seguido ella subió al sillón y levantándose su minifalda le puso la vagina a la altura de su cara después ella se volteó y se sentó sobre él y sin perder el ritmo se daba sentones sobre el miembro del Sr. David, mi esposa al ver eso se levantó la blusa y con todo descaro se deshizo del brassier y con la tetas al aire se desabotonó el pantalón y bajó un poco dejando ver su tanguita, se dirigió a ellos y jaló a Gaby ‘quítate golfa’ le dijo y acto seguido se le encimó poniéndole las tetas en su cara…

Como es obvio él empezó a chupar sus pezones mientras que con sus manos acariciaba las nalgas de mi esposa, y como el pantalón estaba desabrochado podía meter sus manos por debajo del para acariciarla mejor, del baile… ya se habían olvidado, en eso Gaby se acercó ‘óyeme prostituta de a peso, porque me dejaste menos tiempo, quítate’ la intentó jalar pero mi esposa no quería dejar su lugar entonces Gaby jaló a mi esposa más fuerte y entre risas dijo ‘que te quites pinche puta’ ‘ay pendeja –dijo mi esposa separándose de su jefe- te dan celos de que le guste más esto’ señalo su vagina al tiempo que bajaba su pantalón y la dejaba al descubierto ‘ay ya te dije que aparte hay que saber usarlo’

Entonces Gaby se hincó delante de él y bajó su bragueta y sacó su pene y empezó a mamarlo, mi esposa solo contestó ‘pues ya te dije que lo se usar y muy bien’ entonces se acercó a su jefe y le dio un beso de lengua muy cachondo y así con la blusa arriba dejando las tetas al aire y su pantalón desabotonado se acercó a él y le volvió a ofrecer sus tetas y mientras Gaby le chupaba el pene el Sr. David chupaba las tetas de mi esposa y con una mano le acariciaba su vagina, así estuvieron un rato hasta que entonces mi esposa jaló a Gaby ‘a ver putita, te voy a enseñar cómo se hace’

Acto seguido se hincó delante del Sr. David y empezó a mamarle la verga mientras le acariciaba los testículos, de más esta decir que esa situación tenía al Sr. David en la gloria, en un momento mi esposa se quitó la blusa quedando desnuda de la cintura hacia arriba, al ver esto Gaby, que en ese momento se encontraba besándose con el Sr. David, se quitó la minifalda y también su blusa quedando completamente desnuda y acto seguido se subió sobre el sillón y le ofreció su vagina que el Sr. David empezó a mamar con placer y así fue ese cuadro.

Mi esposa chupando la verga de él y él chupando la vagina de Gaby, mi esposa entonces por impulso también se quitó toda la ropa cuando se estaba terminando de desvestir Gaby volvió a mamarle la verga a él, entonces mi esposa le dijo ‘mira, ni siquiera te cabe toda y así te dices puta’ ‘ay, -dijo Gaby- apoco tú si te la tragas toda’ ‘claro’ dijo mi esposa al tiempo que apartó a Gaby y se volvió a engullir la verga de su jefe poco a poco hasta que la tuvo toda adentro de su boca, para ese momento el Sr. David ya se había quitado los pantalones, entonces Gaby se acercó y le dijo ‘yo también puedo’ mi esposa se separó de su jefe y Gaby se tragó la verga y con facilidad la metió toda en su boca, mi esposa se dirigió al Sr. David, que hasta el momento había permanecido estático recibiendo placer de ese par de putas ‘¿quién lo hace mejor Señor?’

El Sr. David solo sacó un ‘mmmmmmmmmmmmm’ ya vez dijo que yo -dijo mi esposa- quítate bitch’ ‘tu madre –dijo Gaby- dijo que yo’ y volvió a su tarea ‘a que no’ dijo mi esposa, Gaby siguió la mamada y miró a mi esposa mi esposa continuó ‘¿se viene en tú boca?’ Gaby sin soltar con su boca la verga del Sr. David hizo un gesto de negación ‘ahí esta, yo soy mejor que tú ¿verdad señor?’ ‘me encanta venirme en tu boca’ dijo el Sr. David ‘ya vez puta –dijo mi esposa- así que me dejas a mi macho’ entonces Gaby sacó la verga de su boca y le dijo al Sr. David ‘si quieres vente en mi boca’ ‘¿de veras mami?’ dijo el Sr. David ‘si papito’ respondió Gaby mi esposa entonces dijo ‘pero además a él le gusta darme por atrás (el culo)’ Gaby no hizo caso y seguía mamando la verga entonces mi esposa la hizo un ladito y empezó a lamerle los testículos.

Gaby le dijo entonces ‘vamos a sentarnos sobre él y a ver con quien se viene’ entonces comenzó una competencia en la que consistía en que las dos se ensartarían por él en un lapso de tiempo, la que hiciera que se viniera ganaría dicha competencia entonces así lo hicieron, mi esposa se sentó en su pene mientras él le agarraba las tetas, después fue Gaby y así estuvieron un rato hasta que él se vino mientras penetraba a Gaby entonces ella muy contenta le dijo a mi esposa ‘ya ves putita, soy más puta que tú’ entonces mi esposa la jaló del brazo y le dijo ‘eso está por verse’ y le empezó a chupar la verga flácida que ante esas mamadas no tardó en volver a pararse y entonces mi esposa le ofreció su vagina la cual apretaba ante sus embestidas.

‘Por favor –dijo mi esposa al oído de su jefe- deme su venida, Ud. sabe que me encanta su verga, que rica es su leche, véngase en mi boca’ dicho esto el Sr. David empezó a convulsionarse de nuevo y mi esposa se zafó de la ensartada que tenia y guió su boca a el miembro del Sr. David para recibir su semen el cual tragó en su totalidad, Gaby permaneció desnuda delante de ellos mirando todo y cuando terminó le dijo a mi esposa ‘eres una puta en potencia’ el Sr. David por su parte estaba deshecho, las dos se abrazaron de él una a su izquierda, mi esposa a su derecha y él alternaba los besos en sus bocas hasta que se quedaron dormidos, Él con sus dos mujeres.

Al día siguiente mi esposa como siempre se despertó temprano y como es su costumbre empezó a mamarle la verga al Sr. David para despertarlo y así fue, se despertó entonces ella se subió en su pene erecto y se ensartó sola haciendo los ruidos y movimientos lógicos de la cogida que estaba recibiendo por lo que Gaby despertó también y dijo ‘ay pinche puta, no te puedes esperar a que amanezca’ en eso estaba cuando el Sr. David empezó a tocar a Gaby desnuda y ella le ofreció sus tetas después el Sr. David volteó a mi esposa y la puso en cuatro patas y la penetró por el culo Gaby solo miraba hasta que se vino él después se fueron a bañar juntos los tres y ellas se alternaban para mamarle la verga a el Sr. David que se vino cuando Gaby se lo mamo pero ella no acepto su semen y se saco su verga de la boca por lo que mi esposa intento recuperar del poco semen que aun expulsaba para tragárselo.

Después mi esposa salió de la casa con la excusa de que debía llegar a la casa dejando a Gaby y al Sr. David a solas.

Esta entrada fue publicada en Relatos eroticos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s