>EL JEFE DE MI ESPOSA V

>A pesar de tener la oportunidad de que tuvo otro amante mi esposa sigue prefiriendo a su jefe como su único hombre a pesar de que este último ya tiene otra amante
Como en mi anterior relato les comenté, el Sr. David (jefe de mi esposa) se consiguió otra amante, que dicho sea de paso no es la única ya que también había tenido otras mujeres, esto derivó en celos por parte de mi esposa y se vengó consiguiendo a un hombre que por mis relatos en Internet, me envió sus comentarios y fantasías a mi correo, dicho sea de paso que Don David no se enteró de esta aventura de mi esposa.

De alguna manera yo también siento algo parecido a los celos y es que no sé cómo explicar, pero me molesta un poco que el Sr. David ya no le haga caso como antes a mi esposa.

El día lunes el Sr. Ricardo no fue a hablar con mi esposa como ya habían acordado antes, en un principio mi esposa se preocupo por que como decía el Sr. Ricardo que tenía un problema muy grande pero yo le dije ‘mira, si necesitara algo ya te habría buscado se me hace que solo quería hacerlo contigo’ pero ella me dijo ‘no creo porque si fuera eso solo me lo hubiera pedido’ yo le contesté solo para empezar a excitarme y hacer el amor con mi esposa ‘y tú se lo hubieras dado ¿verdad?’ ‘Ay… pues si’ dicho esto empezamos a coger como locos mientras mi esposa me recordaba cogidas anteriores con sus “amigos”

Sucede que ahora el Sr. David sale con su nueva conquista, Gabriela, de igual manera que salía con mi esposa al principio, obviamente mi esposa no se quiere quedar atrás y como ella me dijo una vez ‘no se lo voy a dejar así tan fácil’ de vez en cuando salen al bar de costumbre y aunque mi esposa ya no se sienta junto de el Sr. David si se queda en la mesa y platica con todos incluyendo a Gaby con quien ha empezado una cierta amistad, aunque también los presentes y la misma Gabriela saben de la aventura que vivió con el Sr. David.

A manera de comentario le dije una vez ‘pero eso es como si le anduvieras rogando’ ‘pues que piense lo que quiera –respondió- aunque sea que lo comparta pero no me quedo con las manos cruzadas’ entonces se me ocurrió preguntarle algo que se me vino a la cabeza en ese momento ‘dime, si ahorita mismo pudieras hacerlo con el Sr. David, el Sr. Ricardo, el Sr. Cristian o conmigo con quien preferirías’ ‘pues… -contestó ella- ¿la verdad, la verdad?..

Con Don David’ se me quedó mirando con esa sonrisita que yo he aprendido a adorar y entonces me abrazó y me dijo ‘ay amor, es la verdad es que don David lo hace bien rico’ ‘y por eso vas a andar de rogona con él aun que ande con otras’ ‘si, -respondió- mira, es como tú y yo, tú me quieres a mi así, aunque me acueste con otros, así yo lo quiero a él’ ‘que tanto lo quieres –le dije mientras me acercaba y tomaba su barbilla y le daba un besito en los labios- ¿mucho?’ ‘si, mucho’ dijo mientras me devolvía el besito yo seguía casi pegado a sus labios y le repetía mientras le daba más besitos ‘pero lo quieres mucho, mucho’ ‘si –dijo ella- lo quiero muchísimo, es mi hombre, lo quiero, lo deseo, lo adoro y me encanta’ yo la abracé le di un beso en la mejilla y dije ‘que es lo que más te gusta de él’ ‘pues…. Como me hace el amor…’

Yo la interrumpí con una pregunta ‘¿Cómo te hace el amor o como te coge?’ ‘bueno… como me coge’ ‘y que más te gusta de él’ ‘pues me encanta su cuerpo, sus músculos sentirlos duros junto a mi cuerpo, la forma en que me besa y cuando me carga para cogerme’ yo la empecé a besar esta plática me había puesto muy excitado, mientras hacíamos el amor ella me seguía diciendo una y otra vez ‘yo quiero a Don David, me encanta,’ ‘lo quiero muchísimo’ ‘quiero seguir siendo su mujer aun que tenga a otras’ le pregunte ‘te excita que el Sr. David tenga otras mujeres’ ‘no, no es que me excite, es… como tú y yo, -me dijo- no puedo ser solo tuya porque soy mucha mujer para ti, así él, es mucho hombre para mi solita… y que hombre zote…’

Así pasó un fin de semana en que mi esposa llegó más temprano a la casa y le pregunté qué había pasado y me dijo un poco molesta ‘se fue con Gaby’ yo la abrace y le di un beso tierno como para consolarla, el siguiente lunes Don Ricardo volvió a visitar a mi esposa en la tienda, solo que esta vez le dijo que quizás podría salir de su problema, aun así no salió con mi esposa pero las salidas seguirían cada fin de semana con los amigos de Don David y Gaby solo que esta vez mi esposa ya no llegaba de madrugada como cuando se iba con su, jefe si no temprano, entre las 11:00 y 12:00 de la noche obviamente por que el Sr. David ya no le hacía caso a mi esposa pero la noche del 15 de Junio no llego temprano sino hasta las 2:00 de la tarde del 16 del mismo mes.

Obviamente me imaginaba que algo había pasado y esto fue lo que me contó ‘es que Gaby se enojo con Don David por que según iban a ir a cenara el Jueves y la dejo plantada por que tuvo que salir con su esposa y Gaby no lo entendió y se enojo’ ‘¿y luego?’ pregunte ‘pues nada, solo me preguntó si quería salir con el’ ‘y tú que le dijiste’ ‘pues me dio risa y le dije que ahora lo dejaron como el perro de las dos tortas, el me sonrió muy seguro y me dijo bueno, por eso tengo una de repuesto por si la otra me falla’ ‘o sea que si Gaby no esta disponible el esta seguro que puede disponer de ti’ ‘sí, eso me dio a entender’ ‘y tu que dijiste’ ‘pues me acerque lo abrace y le dije solo porque lo quiero mucho le aguanto sus cosas’ ‘que más paso –le implore que me contara- dime, que te dijo’ ‘pues me empezó a besar y me empezó a manosear yo lo bese como loca y ahí fue donde le dije que no quería ir a ningún bar ¿sabe? Se acuerda que antes Ud. me rasuraba “ahí” pues últimamente No me he rasurado porque sigo esperando que Ud. Lo haga, ya ve que me ha tenido Ud. muy abandonada todo por esa loca de Gabriela’

Como es de suponer el Sr. David aceptó el ofrecimiento de mi esposa quien volvió a pasar la noche con él y fue muy placentera según lo que me cuenta ‘cuando llegamos al motel el me desvistió rápido y me besaba por todos lados me tocaba los pechos y las nalgas me metía los dedos en mi vagina entonces yo me le hinque y saque su “cosa” del pantalón y se lo empecé a chupar, así como se que a él le gusta, Ay mi amor ¿te acuerdas que me habías dicho que era yo una rogona por aceptar que tenga a otra? Pues la verdad si lo soy, porque mientras le chupaba lo sacaba de mi boca y le decía… por favor Don David no sea Ud. malo, no me castigue tanto tiempo, mire que lo extraño y necesito un poquito de esto, me dejó Ud. muy mal acostumbrada y él me dijo que no me preocupe que se daría sus escapadas para que de vez en cuando pueda atenderme, después me puso en la cama y levanto mis piernas y me puso espumita en mi vagina para empezarme a rasurar, me corto los vellitos muy lentamente y en ocasiones me levantaba más las piernas como para verme el trasero.

Cuando acabó de depilarme me lamió la vagina muy rico para que después tomara mis piernitas y las pusiera sobre sus hombros y así me penetró (a estas alturas yo me jalaba la verga escuchando las palabras de mi esposa que me parecían de lo más hermosas) luego me puso como perrita y así me dio mucho y le dije por favor cárgueme como solo ud sabe hacerlo y a mí me encanta, cuando me cargo yo lo abrace por la cintura con mis piernas y con mis brazos por el cuello y me vine riquísimo amor’ yo en ese momento me le encime la penetre y me vine de inmediato por lo caliente que estaba, mi esposa se me quedo mirando y me dijo un tanto molesta ‘ya ves porque prefiero más a Don David’

Así pasaron los días y el Sr. David seguía saliendo con Gabriela los fines de semana obviamente mi esposa los acompañaba con el grupo que siempre se reúne para ver si tenia una oportunidad de quitarle el hombre a Gaby, pero en lugar de eso, sucedió algo que no esperábamos…

La noche del 27 de Julio salieron como siempre Don David, su novia en turno Gaby, algunos amigos José, Juan, Alberto y dos amigas Rosa y Miriam como siempre llegaron al bar y pidieron tequila, ella llego a la casa con una resaca enorme, me di cuenta que había bebido más de lo habitual ya que siempre se controla al tomar, cuando se empieza a sentir mareada ya no sigue tomando pero esta vez las cosas cambiaron he aquí lo que ocurrió según los pocos recuerdos de mi esposa.

‘Estábamos todos tomando normal como Alberto era el único que estaba solo porque su novia no fue pues bailábamos los dos José con Rosa y Juanito con Miriam y desde luego Don David con la golfa de Gaby seguimos conviviendo hasta que como a las 3:30 de la mañana ya que estaban cerrando el bar se fueron Don David y Gaby ya te imaginaras a donde’ ‘a donde a ti antes te llevaba’ le dije ‘si –contesto ella y siguió- antes de que se fueran fue Gaby al baño y aproveche para decirle a don David que cuando nos podríamos “ver” y él me dijo que hoy no era posible porque ya estaba comprometido con Gaby, pero que el lunes me toca a mí, después ellos se fueron y me quedé pensando que Gaby se fue con él por hoy, pero el lunes seria mío.

Nosotros nos quedamos otro rato a terminarnos la ultima botella hasta que los meseros casi nos corrieron del local por que ya debían cerrar, entonces Juanito propuso que fuéramos a su casa (ya que tiene dos casa una donde vive con su esposa y otra que esta casi vacía) y así lo hicimos, en el camino compramos más tequila ya en casa de Juanito seguimos bebiendo y ya no bailamos por que para ese entonces José se besaba con Rosa y Juan con Miriam mientras Alberto solo se limitó a pasarme su brazo encima de los hombros…

Yo para ese entonces ya me sentía un poco mareada pero seguí bebiendo la verdad es que después solo me acuerdo que vi a José que le metía la mano por debajo de la falda a Rosa y ella se dejaba yo les empecé a aplaudir y gritaba ¡mucha ropa, mucha ropa!

Mientras seguía tomando Después se me borró la memoria y no sé qué pasó pero vagamente recuerdo que después me estaba besando con Alberto y me tocaba las nalgas, tenía la blusa levantada sin brassier y vi que ahí seguían Juanito y José pero no recuerdo si estaban todavía Rosa y Miriam, a mi no me importó que me vieran medio encuerada y seguí besando a Alberto y creo que le estaba agarrando el pene no me acuerdo muy bien pero así seguíamos abrazados y seguíamos brindando y tomando hasta que me desperté a las 10:30 de la mañana, Ay amor… creo que me esta haciendo mal la bebida… no sé cómo pasó, pero estaba desnuda en la cama con Alberto…’

Entonces pregunté muy confundido ‘haber dime, ¿quieres decir que lo hiciste con Alberto?’ ‘si, amor no supe cómo pasó, yo me levanté y busqué mi ropa, pero no encontré mis pantaletas ni mi brassier, entonces le hablé a Alberto para que me dijera a donde las había dejado cuando él se despertó, le pregunté por mi ropa y me sonrió y me dijo, pero cachorrita si me la regalaste anoche, yo como no recordaba mucho no hice caso y le sonreí parta simular que me había perdido en la bebida de la noche anterior, entonces me metí a bañar y Alberto se metió detrás de mí, ay mi vida, no pude evitar que Alberto me lo hiciera de nuevo en la regadera…

Al principio no quise porque me sentía muy mal por la resaca pero Alberto me empezó a hacer cositas y me decía que había estado fabulosa anoche, me agarro de la cabeza y me empujo hacia abajo para que le chupara ‘ahí’ y después de estarle chupando un rato me levanto me tomo por detrás y me recargo sobre la llaves de la regadera y me lo metió hasta que se vino dentro de mí, entonces salimos del baño para ese entonces no recordaba que estábamos en casa de Juanito, cuando salí del baño estaba desnuda y me lo encontré de frente el me sonrió viéndome de arriba abajo y me dijo sin quietarme la vista de mi cuerpo ‘hola, buenos días, que bien me haces empezar el día Ely’ yo le sonreí y le dije ‘si, verdad’ y me metí al cuarto detrás de mi venia Alberto nos vestimos ya entonces le pedí que me trajera a la casa porque me sentía muy mal, entonces me dijo que él también se sentía muy mal y me pidió un taxi y pues aquí estoy’

Mi esposa entonces empezó a preocuparse por su forma de beber y también yo entonces tras platicarlo le dije que no importa para mí que paso con Alberto y que lo principal era que ella disfrutara pero que debía dejar la bebida un poco, ella estuvo de acuerdo, así paso una semana cuando me dijo ‘no te he querido decir pero Alberto me sigue llamando y quiere que salga con el’ ‘y que piensas hacer’ pregunte yo ‘no se –dio ella- me siento confundida’ ‘pero… quieres o no quieres salir con él’ ella me contestó ‘no sé como que si quiero, pero no estoy segura’ ‘mira –le dije- de por sí ya lo hiciste con él y no me digas que estabas tomada, porque lo hiciste de nuevo con él en la regadera y no te opusiste’ ‘bueno… si –dijo ella como queriendo dar una excusa- pero y si se entera don David’ ‘de cualquier manera, lo vuelvas hacer o no Don David se va a enterar’

Mi esposa se quedó pensando y me respondió ‘tú quieres que lo haga con Alberto’ ‘yo solo quiero que estés feliz y por la decisión que tomes me sentiré orgulloso de ti’ ‘y si decido que si’ ‘pues me sentiré muy orgulloso de ti y te amaré más’ mi esposa se quedó pensando y me dio un beso diciéndome ‘yo también te amo’ me di cuenta que ya había tomado una decisión, pero no me la confirmó, pero que era lógico imaginar, lo que no esperaba, fue lo que realmente pasó.

Esta entrada fue publicada en Relatos eroticos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s